Astrofotografía (básica) con tu smartphone

Sí, las cámaras que equipan los actuales smartphones del mercado son suficientes para iniciarte en el mundo de la astrofotografía. Además, es una oportunidad excelente para aprender conceptos básicos de fotografía sin tener que gastarte de primeras dinero en una buena cámara.

Conceptos básicos

Antes de empezar a trastear, vamos a repasar unos cuantos conceptos fotográficos. Son válidos para cualquier tipo de cámara: reflex, compactas, smartphones…

ISO

Indica la ‘cantidad de luz’ que necesita nuestro sensor para hacer una fotografía. Por ejemplo, si queremos hacer una fotografía a una escena muy iluminada, sería necesario configurar una ISO baja. Por el contrario, si queremos hacer una foto del cielo nocturno, es mejor tener una ISO alta, para que el sensor pueda captar más luz.

Una ISO alta puede hacer que aparezca bastante ruido en tus fotos. Si quieres fotografiar el cielo, lo mejor es probar hasta dar con una ISO alta, pero con el menor ruido posible.

Tiempo de exposición (obturador)

Es el tiempo que el diafragma de la cámara está expuesto recibiendo luz. Se mide en segundos o fracciones de segundo. Si queremos captar algo en movimiento y que salgan fijas y nítidas, es mejor usar un tiempo de exposición corto. Con un tiempo de exposición largo, podemos hacer las típicas fotos de ríos o coches donde se forman ‘estelas’, o fotos en entornos de baja luminosidad.

Apertura de diafragma (foco)

Con este parámetro indicaremos a la cámara dónde enfocar. Si queremos fotografiar algo que está relativamente lejos de nosotros, como el cielo nocturno, debemos enfocar hacia el infinito.

Fotografiando el cielo

El primer paso, es conocer la cámara de nuestro móvil en modo manual. En sistemas Android, esto suele ser fácil: la mayoría de aplicaciones tienen a la vista el modo manual. Para iPhone la cosa se complica un poco, ya que la app nativa no deja usar modo manual. Pero puedes descargar alguna externa, como Night Sky (de pago) (que de hecho no es en sí una app de cámara, lleva planetario y un montón de cosas más), o VSCO (gratis).

Probando exposiciones largas

Si vivimos cerca de alguna calle o carretera transitada, podemos probar a hacer la típica foto donde se ven las estelas de las luces de los coches. Para empezar están bien, y suelen quedar bastante chulas.

Tras elegir la escena que queremos fotografiar, el primer paso es encontrar un sitio fijo para dejar el móvil. Esto es muy importante, si hacemos fotografías de larga exposición y se mueve durante la foto, saldrá mal. De hecho, no tenemos que disparar la foto sin más, debemos configurar el temporizador, lo suficiente para que nos de tiempo a colocar el teléfono en posición. Con 3 segundos suele ser suficiente, si lo tenemos planeado. Si hacemos la foto directamente, con el movimiento de empezar a hacer la foto, saldrá movida.

Ya que iba a ser una foto de larga exposición con las luces de los coches, hay que configurar la ISO baja. Al hacer exposiciones largas, el sensor va acumulando toda la luz durante el transcurso de la foto. Si encima le ponemos una ISO alta, va a salir todo sobreiluminado.

Y todo es probar. Prueba distintos tiempos de exposición, distintas ISOs, distintas escenas… cualquier cosa en movimiento es susceptible de quedar bien. Un río o cascada, tráfico (rodado o aéreo)…

También podemos hacer exposiciones largas a escenas fijas, para iluminar zonas oscuras sin generar mucho ruido en la foto subiendo la ISO:

FOTOGRAFIANDO el cielo… ahora sí

Es hora de mirar hacia arriba, y si es posible, alejarnos de las ciudades. Si tenemos acceso a cielos con poca contaminación lumínica, podemos fotografiar constelaciones, la vía láctea, y algún que otro evento interesante…

CONSTELACIONES

El proceso a seguir es el mismo que expliqué antes. Buscar un buen sitio, un punto de apoyo para dejar la cámara fija durante la exposición, configurar el temporizador e ir probando distintas configuraciones. Ahora buscamos fotografiar estrellas, cuya luminosidad es mucho menor que las luces de un coche, por lo que es buena idea subir un poco la ISO.

Si no tienes idea sobre encontrar constelaciones, no te preocupes, a día de hoy es muy sencillo. Puedes usar el propio móvil con aplicaciones como Sky Safari, Stellarium, o cualquiera similar para saber cuales tienes a la vista (y no sólo constelaciones). O puedes usar las cartas celestes que te recomendamos por aquí.

EL CIELO CON POCA CONTAMINACIÓN LUMÍNICA

Cuando nos alejamos de verdad de ciudades, descubrimos el cielo como realmente es. A simple vista, empezaremos a distinguir la Vía Láctea, y multitud de estrellas que parecían no estar ahí. También fenómenos que antes pasaban desapercibidos, como estrellas fugaces o satélites.

La ISS pasando encima de Madrid
Samsung Galaxy S8
Foto de Daniel FV
Samsung Galaxy S8
10s exp., ISO1600
Foto de Daniel FV

Estas últimas de fotos son interesante: es la misma escena, misma focal, misma exposición, pero distintas ISOs. La primera foto es más oscura (ISO 800), pero tiene menos ruido. La segunda tiene la ISO máxima de la cámara, 3200. Podemos distinguir la Vía Láctea, pero con mucho ruido.

La zona que se ve iluminada en ambas fotos, no es el amanecer: es la contaminación lumínica que desprende la ciudad de Madrid. A simple vista, en el momento de hacer las fotos, es casi imperceptible.

Y por cierto, las 2 estelas que se ven en la primera foto, son aviones. Son fáciles de distinguir en fotos de larga exposición: las luces de navegación dejan trazas pulsantes, debido a que mientras vuelan, las luces van parpadeando. Aquí podemos ver otro:

2 junio 2019 El Mirador (Lozoya)
bq Aquaris X Pro
ƒ/1.8 32s exp. 4.36mm ISO1600

Con un poco de suerte, también se te pueden cruzar estrellas fugaces:

2 junio 2019 El Mirador (Lozoya)
bq Aquaris X Pro
ƒ/1.8 32s exp. 4.36mm ISO3200

Estas fotos suelen quedar bonitas cuando tienes una buena escena, un buen horizonte: Árboles, montañas… puedes hacerlas directamente al cielo y nada más, pero no son tan resultonas.

9 septiembre 2018 Pueblonuevo del Bullaque – Con una nube por medio
bq Aquaris X Pro
ƒ/1.8 32s exp. 4.36 mm ISO3200

Si te fijas un poco, puedes cazar cosas que no te esperabas. En la siguiente foto, se puede vislumbrar un poco a Andrómeda.

9 septiembre 2018 Pueblonuevo del Bullaque – Andrómeda
bq Aquaris X Pro
ƒ/1.8 32s exp. 4.36 mm ISO3200

La luna, planetas y cielo profundo

Hasta ahora, no hemos necesitado mucho material. Nuestro smartphone, un punto de apoyo y paciencia. Pero, ¿Y si tenemos binoculares o un telescopio? Pues se puede apañar.

Tengo que decir, lo primero, que este es el límite de los smartphones. Si quieres fotografiar bien planetas u objetos de cielo profundo, ya necesitas equipo de verdad (monturas con seguimiento, cámaras específicas o réflex…). La Luna, debido a su cercanía, se salva un poco, y permite que la hagamos fotos bastante aceptables.

Puede hacer las fotos o vídeos a pulso, sosteniendo tú el teléfono con la cámara mirando al ocular, o puedes comprar un soporte especial, para no depende de tu pulso (el mío es bastante malo). Son baratos y los puedes comprar en casi cualquier tienda online genérica, como Amazon, AliExpress, o incluso algunos más profesionales.

Como dije antes, puedes intentar fotografiar Venus, Marte, Júpiter y Saturno, pero no esperes nada de calidad. En mi caso, que tengo un Dobson, el asunto se complica aún más, ya que no tengo una montura que siga a los objetos. Pero tampoco pierdes nada por intentarlo:

Con una montura motorizada, el resultado sería mucho mejor. Lo mismo para cielo profundo, los resultados son igual de pobres, pero curiosos:

La Luna, hasta desde un smartphone, es fotogénica. Su cercanía y luminosidad nos permiten retratarla bien en casi cualquier situación, independientemente de dónde estemos o la cantidad de contaminación lumínica que haya, y sus fases nos permiten retratarla de muchas formas distintas. La Luna brilla, y mucho (fijaros en la ISO y exposición de las fotos del cielo sin la Luna, las de arriba, y ahora estad atentos abajo ).

Estas fotos están hechas de un sólo disparo, cada una. Como veis hay que hacer exposiciones cortas y bajar la ISO, debido al brillo. Podemos jugar con los ajustes para oscurecerla:

También podemos poner otros oculares y probar a acercarnos un poco…

Mares y cráteres

Por último, vamos a aproximarnos un poco al mundo de la edición fotográfica. Con la luna podemos jugar un poco a apilar fotos y después mejorar un poco la foto con algún programa como Photoshop, GIMP, o incluso en el smartphone (Yo uso Snapseed).

No voy a explicar ahora el proceso con pelos y señales, pero a grandes rasgos, si en vez de una foto, haces un vídeo, lo separas en frames y te quedas con los mejores, los alineas y apilas… puedes conseguir fotos con mucho más detalle. Este proceso es el que se sigue con equipo más profesional, sobretodo para fotografía planetaria y de cielo profundo, así que es una buena oportunidad de probar el proceso antes de lanzarte a comprar equipo caro.

Para las siguientes fotos, procesé los vídeos con Astropipp y las apilé con Autostakkert!. Luego procesé brillos, contrastes, sombras, y demás, con Paint.net (una especie de Photoshop muy básico pero funcional y gratis para Windows).

Los smartphones no sustituyen al equipo profesional, pero dan bastante juego. Te pueden incitar a introducirte en el mundo de la astrofotorafía sin gastarte mucho dinero. Y desde luego que puedes obtener resultados curiosos y aprender, mientras esperas para comprar tu primera cámara, como es mi caso :D.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s